domingo, 19 de septiembre de 2010

La pepa para el síndrome premenstrual

Es interesante dar una revisada a las noticias relacionadas a la salud que aparecen en los diarios, porque esa es la fuente de información para muchos pacientes y no pocos médicos.
En la edición electrónica de The Guardian del viernes y de El Comercio del día sábado se anuncia que "pequeñas dosis de prozac pueden ayudar a aliviar el síndrome premenstrual". Esta noticia se deriva del trabajo llevado a cabo por la Dra. Thelma Lovick y que ha sido presentado en el Festival de Ciencia Británico. Lo que sabemos del estudio es que fue llevado a cabo en ratas, que la dosis sugerida es 2 mg y que se propone que el síndrome se presenta a causa del descenso de progesterona hacia el final del ciclo menstrual.
El titular de El Comercio dice: "El síndrome premenstrual podría aliviarse tomando un antidepresivo, según científicos". En la entrada previa hablaba de las creencias sobre salud mental de la población en general, pues bien con este tipo de noticias, la idea que los psiquiatras son unicamente "peperos" se favorece.
Primero, el estudio ha sido llevado a cabo en ratas, no sabemos cómo se ha medido el SPM en las ratas y cómo se ha llevado a cabo el estudio en general. Segundo, el titular habla del síndrome premenstrual, que según el mismo artículo puede afectar al 75% de mujeres, pero el trastorno mismo bordea el 3%. Bastante diferencia ¿no?
La impresión que me dio fue que se intenta "patologizar" una entidad fisiológica. Es muy diferente tener oscilaciones anímicas previas a la menstruación a padecer de un problema que impide realizar las actividades diarias. ¿A cuántos de nosotros no nos ha causado desazón una nota desaprobatoria o la desgracia de un amigo? ó ¿cuántos no se han molestado después de ver a su equipo favorito perder un partido?, ¿acaso recibimos una pastilla para pasar ese mal rato? No. Dependiendo de nuestros mecanismos de afronte esos eventos serán manejados y seguiremos con nuestra vida adelante.
Cuando esas situaciones interfieren en nuestra vida diaria y persisten en el tiempo posiblemente si se necesite una intervención, que no necesariamente va a ser farmacológica. Sería mejor que esos espacios en los medios de comunicación se dediquen a la psicoeducación. En este caso se puede explicar los cambios normales que suceden en el ciclo menstrual e indicar señales de atención o alarma para acudir a un especialista y recién ahí reseñar las posibilidades terapéuticas o la actualidad sobre la investigación.
Si sumamos que a la noticia se agrega el nombre comercial del fármaco no es raro que se sospeche de una motivación publicitaria. Leamos algunas reacciones de los lectores:
- Si Si... y tu paleta de Limon de que la quieres mano... el dia en que los antidepresivos ayuden para algo, los chanchos vuelan! Come on! los antidepresivos ni si quiera sirven para la depresion... jaja... con razon le estan buscando otros usos
- SOY PROFESIONAL DE LA SALUD Y SE EN VERDAD QUE LOS ANTIDEPRESIVOS NO SON MUY UTILES EN LA ACTUALIDAD POR LOS EFECTOS SECUNDARIOS QUE ESTO ACARREA Y COINCIDO CON EL COMENTARIO ANTERIOR DE QUE LE ESTAN DANDO OTRO USO POR SU ESCASA SALIDA EN EL MERCADO, PROVECHO PARA LOS PSIQUIATRAS Y CUIDADO CON ESO. Comentario: El fármaco en cuestión si tiene "salida", de hecho debe haberle originado grandes ganancias al laboratorio fabricante. El tema de darle otros usos es el motivo de esta entrada.
- El proceso menstrual es un aspecto normal en la vida de la mujer. Nunca se toman quimicos porque malogran el estomago. Hay infinidad de hierbas que se pueden tomar en infusion en lugar de ponerse sabe Dios que en el cuerpo. Comentario: Comparto lo primero, el resto es bastante discutible, sobre todo por lo categórico de la afirmación "Nunca"
- por experiencia, los antidepresivos no hacen nada en general... lo mejor harto ejercicio cosas simples: correr, caminatas, con eso se te alivia el SPM.
- los antidepresivos pueden llevar al suicidio. Comentario: Esa es una discusión de larga data, ¿son los antidepresivos o es el curso mismo de la depresión? Si la depresión amerita el uso de fármacos se debe supervisar a la persona, pero no por ello dejar de prescribirlos.
- Una treta más de las farmaceuticas que quieren vender su veneno a como de lugar. Podrían hacer investigaciones más valiosas. Cuánta desfachatez.
Conclusión: 1) A partir de una información de este tipo se alimenta el sentimiento de rechazo hacia la psicofarmacología. Quizás no fue la intención de la investigadora, pero la forma cómo se comunica la información para atraer la atención del lector tiene un efecto negativo sobre los tratamientos y sobre las personas que trabajan en el área de salud mental (principalmente psiquiatras). 2) Para los que elaboran los manuales estadísticos (si tienen un tiempito de sobra y leen este rincón): hay que tener cuidado a la hora de incluir como patologías ciertas entidades. Uno de las controversias es el Jet Lag (ver entrada relacionada en Desde el manicomio).
Gracias a los que están participando de la encuesta. En cierta forma una noticia como esta da bastante información.

1 comentario:

  1. Ya lo decía el impoluto sabio Charlie Nemeroff: 'A pill for every ill'.
    (¿O es que acaso tú tienes algo contra las ratas, chico?)

    ResponderEliminar