domingo, 19 de diciembre de 2010

¡Así no juega Perú!

¿Que tiene que ver el famoso Wikileaks con psiquiatría? Diría que bastantes cosas, pero hay una en especial que atañe a un tema que reiteradamente he tocado en el blog, el estigma.
Hace 2 días se hizo público un informe del embajador de EEUU en el Perú sobre el que en aquel tiempo acababa de ser elegido presidente. El informe, bastante pobre la verdad, contiene datos que comenta la gente, "lo que se dice", "sin confirmar", "parece".
Para ser sinceros no soy simpatizante del Sr. García (disculpen que mezcle la política), y no he votado nunca por él, sin embargo el caso actual va más allá de simpatías o antipatías, trata de la privacidad y los derechos de otras personas. La noticia ha sido cubierta de tal manera que hace evidente y aviva el sentimiento de rechazo hacia personas con determinado trastorno mental. Cierta prensa local ha tocado el tema de tal manera que un diario publica en primera plana "Bipolar" a propósito del documento que aparece en Wikileaks.
Es obvio que la intención de colocar esa portada no es enaltecer la imágen del presidente, sino por el contrario tratar de desacreditar o descalificar a una persona por tener una enfermedad mental, que por cierto es un rumor.
¿Importa realmente si el presidente toma litio, valproato, olanzapina, risperidona, quetiapina, ziprasidona, etc? Es un tema para discutir la necesidad de evaluar el estado mental de personas que postulan a cargos públicos, pero en este caso en partícular se quiere, a mi parecer, darle a la noticia una etiqueta moral o ética al trastorno.
Se puede calificar el desempeño de una persona de acuerdo a sus acciones, conducta, honestidad, velocidad de respuesta ante eventualidades, etc., no por padecer cualquier enfermedad. Como reza una frase popular: ¡Así no juega Perú!

No hay comentarios:

Publicar un comentario