domingo, 21 de marzo de 2010

Periodismo y psiquiatría

Si bien es cierto que en psiquiatría, al igual que en otras areas de la medicina no hay una cura definitiva para ciertas entidades (hipertensión arterial, diabetes mellitus, artritis reumatoide, lupus entre otros y en psiquiatría específicamente: esquizofrenia, trastorno bipolar, etc); es cierto también que en esos casos la labor del médico debe ir dirigida a que la enfermedad no interfiera con la vida diaria de la persona.
En el caso de las enfermedades mentales, además del daño que produce la enfermedad, hay un daño que puede ser mayor que es el estigma.
Hoy, mientras navegaba por internet, me encontré con una noticia por demás desagradable. En el portal de un periódico se reproducía la noticia acerca de un reportaje realizado por un canal de televisión. El reportaje se emitió esta semana y trataba sobre una mujer que deambulaba semidesnuda por la calle y cruzaba la pista en una vía rápida poniendo en riesgo su vida. Alguna persona que vio a la mujer no tuvo mejor idea que llamar a un canal de televisión antes que a la policía.
En el reportaje, el periodista aborda a la mujer quién exhibe una serie de manifestaciones que hacen pensar en el diagnóstico de alguna enfermedad mental que no viene al caso comentar. Lo curioso es que más allá de ofrecerle ayuda y llevarla a un lugar donde pueda estar a salvo, se le entrevista para poner en evidencia su psicopatología y cómo si fuera poco se le pide su nombre y el periodista hace una descripción de la profesión, la universidad donde estudió y hasta la ocupación de la mujer. ¿Qué necesidad había de llegar a ese punto?, ¿tendrá alguna idea este periodista que más allá de lo llamativo del cuadro clínico, lo importante es que luego del tratamiento esta señora se reinserte a sus actividades cotidianas?. Si el dadivoso periodista quiso ayudar, pues no hizo más que complicar la situación.
El desconocimiento de la existencia de ciertas enfermedades mentales no es un pecado, pero eso de ninguna manera justifica la falta de sentido común, desconocer códigos básicos de respeto hacia otras personas por más "perturbada" (tal como la llama el periódico) que parezca.
¿No hubiese sido suficiente con llevar a esta señora a una dependencia policial y de allí ubicar a su familia para la derivación a un hospital o clínica?, ¿fue necesario mostrar su rostro, decir su nombre y hablar de su vida privada?
Todo esto nos lleva a plantearnos nuevamente si en nombre de la libertad de prensa se puede actuar de esta manera, si estas mismas personas que dicen actuar con "libertad y transparencia" han respetado la libertad de esta persona.
Una de las intenciones de este blog es la lucha contra el estigma y como primer paso me interesa saber que es lo que piensa la gente de las enfermedades mentales. Al final de la noticia aparece un foro en el que los lectores dan su opinión. Algunos comentarios, para profesionales de la salud, pueden parecer disparatados, pero si se quiere mejorar la situación debemos conocerlos y luego corregirlos. Veamos cuál es la opinión de la gente:

- "Caramba, que pena, ójalá la puedan ayudar, y su familia que siempre esté con ella".

- "Pobre mujer, la esquizofrenia tiene solucion internenla en un hospital lo mas pronto". Este cibernauta se animó a dar un diagnóstico.

- "... UNA ENTREVISTA ASI ES INHUMANA. QUE PENA POR ELLA Y POR ESTE ESCÁNDALO".

- "QUE LASTIMA, ALGUN EPISODIO EMOTIVO VIOLENTO LA DEBIO PONER ASI". La hipótesis de la enfermedad como consecuencia del "episodio emotivo violento".

- "Me parece MUY MAL que muestren el rostro de la señora considerando el estado lamentable en el que se encuentra. Me pregunto si a alguien de la producción o al mismo reportero le gustaría que algún familiar querido aparezca en la prensa dando lástima. Pudieron distorsionar su rostro...encima se acerca a entrevistarla, para que siga dando pena. Ella podría ser el familiar de cualquiera de nosotros...QUE MAL ESTAMOS, cuánta solidaridad y respeto nos falta".

- "Periodistas buitres...eso no se hace...eso está muy mal. Acaso no tienen familia, madre, hermanas? Rechazo y repudio totala ese tipo de periodismo".

- "Informar es algo bastante opuesto a exhibir las miseras ajenas, el morbo y afan amarillista del periodista que hizo la nota como de medios como este que acogen este tipo de "noticias" riñen con el buen sentido".

- "denle cabeza de perro en sopa, eso es buenaso para enfermedades mentales". Otra idea es que ciertos tratamientos no convencionales ayudan a la mejoría.

- "Qué triste que se ponga un reportaje así, aprovechándose del estado de una persona indefensa. Esto no es para nada libertad de prensa sino el aprovecharse de alguien indefenso y sin su conocimiento consciente, algo que (al menos para mí) es penado. Que horrible que así quieran vender noticias, yo entré a ver xq pensé que era una persona que necesitaba ayuda y que los reporteros la ayudaron, no que se aprovecharon!"

- "Pobre mujer, ojala se pueda curar, los medios no deberian dibulgar su nombre, ni su foto".

- "lastimosa la falta de reserva que exhibe el programa reporte semanal".

3 comentarios:

  1. Nota: Por razones obvias no he colocado ningún enlace y he tratado de evitar citar a los implicados para no incrementar el morbo.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda una muy penosa situación, Martín. Aunque suene utópico, qué interesante intervención sería si con el permiso de la paciente pudiese aparecer en cámaras luego de su tratamiento y narrara su vivencia. Cuán poderoso efecto podría tener en el medio y la opinión pública difundiendo que éstas son enfermedades y tienen tratamiento y se puede retomar la vida...

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el comentario. Comparto tu opinión, sería muy valioso para las personas que desconocen de las enfermedades mentales, así como para los pacientes como una forma de aliciente.

    ResponderEliminar