domingo, 15 de noviembre de 2009

Esquizofrenia pseudoneurótica

Comentaba en una entrada previa la falta de disponibilidad en internet de los artículos clásicos de la psiquiatría y en general de la obra de aquellos que han aportado a lo que hoy en día es la psiquiatría.
Parecería que lo único importante es aquello que se ciñe a los manuales diagnósticos. Si bien son importantes para estandarizar criterios, poder hablar en el mismo "idioma" entre personas de diferentes partes del mundo y para la investigación, no se puede tratar de minimizar la psiquiatría a esos manuales porque lo que vemos en la práctica diaria es que hay pacientes que no "encajan" en ninguna entidad descrita en los manuales diagnósticos, entonces para propósito de llenar una hoja estadística se recurre al cajón de sastre "no específicado".
Cuando algún profesor me dijo que leyera sobre esquizofrenia pseudoneurótica encontré unas cuantas palabras en el Kaplan, al buscar en el famoso google hay 444 referencias asociadas al tema y el celebérrimo wikipedia ni lo nombra.
Es preciso indicar que muchas de las referencias no tratan sobre el tema buscado, sino que sólo lo nombran dentro de la descripción de otro tópico.
Ahora no presento un artículo "clásico", sino una revisión del tema, del año 2001, a propósito de un caso evaluado en el Instituto Nacional de Salud Mental y que fue publicado en Actas Españolas de Psiquiatría.
Quiero agradecer al Dr. Johann Vega (uno de los autores) por proporcionarme el artículo ya que cuando (en ese momento) entré a la página de la revista no se podía tener acceso al texto completo. Ahora tanto este artículo como otros muy interesantes de esta revista pueden ser descargados libremente.

Esquizofrenia pseudoneurótica

8 comentarios:

  1. Otro dato: en el PubMed se encuentran 30 referencias al buscar "pseudoneurotic schizophrenia".
    Para los interesados hay otro artículo en la Revista de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de Barcelona (2000;27(1):36-41): http://www.nexusediciones.com/pdf/psiqui2000_1/ps-27-1-005.pdf

    ResponderEliminar
  2. Sería muy interesante, dado que te hallas en condiciones de acometer tal empresa, revisar la historia de la paciente en la actualidad y actualizar el caso. Si no me equivoco, el seguimiento reportado en el documento no excede el año y un porcentaje importante de cuadros de esquizofrenia puede empezar con sintomatología ansioso-depresiva para luego desatarse sin ambages el cuadro psicótico pleno. Lo opuesto tambíén debiera considerarse, si la madre de la paciente era esquizofrénica, la vulnerabilidad de su descendencia no sería sólo para esquizofrenia sino para cuadros psicóticos más limitados y de mejor pronóstico.
    Por otro lado, el término 'esquizofrenia pseudoneurótica' -de corresponder a un cuadro semiológico determinado- sería de cualquier modo observable pues el vocablo 'neurosis' está desaconsejado en las clasificaciones al uso y no podría usarse para designar únicamente a esquizofrenias que empiezan con síntomas timopáticos o que los mantienen durante el curso clínico como en este reporte -ahí caería como anillo al dedo ese otro diagnóstico 'cajón de sastre' que es el trastorno esquizoafectivo-. El reporte es interesante y podría dar pie a una serie de casos en adelante y mejor discusión porque da la sensación de algo que se queda en el aire.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Martín.

    Al leer el caso que presentas, me parece que más que un cuadro de psicosis pseudoneurótica podría ser un cuadro de psicosis cicloides o alguna de las psicosis fásicas depresivas puras, o bien como dice el Doctor Cruzado puede haber sido un comienzo atipo de un cuadro de esquizofrenia, habría que ver la evolución de la paciente.
    Por otro lado el Doctor Mariátegui describe a la esquizofrenia pseudoneurótica como un cuadro permanente de síntomas que lindan con lo psicótico y con lo neurótico, usando también el término esquizofrenia latente para describir este cuadro. Son pacientes que casi tienen delusiones o alucinaciones pero no llegan a tenerlas y a su vez son muy ansiosos pero de forma permanente.
    La triada de Hoch y Polatin de pan sexualidad, pan neurosis y pan ansiedad son constantes y paralelas.

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Estoy de acuerdo con ustedes, por ello me anime a hablar con uno de los autores ya que sería interesante ver la evolución de la paciente después de aprox. 10 años. Hay la posibilidad de entrevistar a la paciente y publicar su estado actual como una carta al editor. En un principio la paciente ha aceptado la entrevista. Lo poco que pude hablar con ella por teléfono es que ya no recibe medicación desde hace como 6 años, no manifiesta molestias y tiene un negocio propio lo cual no es el curso usual de una esquizofrenia, pero sería interesante saber de qué se trato el caso índice. Ojalá se pueda concretar la entrevista con la paciente.

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante tu blog...has publicado algo sobre el transtorno limite de personalidAD..?

    ResponderEliminar
  6. Gracias por el comentario. El trastorno límite de personalidad es muy extenso y espero poder ingresar algún tópico relacionado a este tema en las próximas entradas.
    Si bien no hay una entrada específica sobre trastorno límite de personalidad, en uno de los casos clínicos (el caso de octubre del 2009), el paciente que se presenta tenía trastorno de personalidad límite. Claro que es un caso complejo que tiene otras cosas más que no son explicadas por el trastorno de personalidad.

    ResponderEliminar
  7. Hace 2 años me diagnosticaron esquizofrenia pseudoneurotica, tome medicamentos por 1 año y medio y realmente no me hicieron nada y seguia con los sintomas. Los deje voluntariamente hace 6 meses y sin autorización medica y me siento bien, mejor que con las pastillas.

    ResponderEliminar
  8. Es difícil dar un comentario cuando no se tienen los datos, pero no necesariamente la respuesta es con el primer fármaco. En el caso que se sienta bien ahora no es una seguridad que eso se mantenga, en todo caso le aconsejaría que busque una segunda opinión.

    ResponderEliminar