sábado, 18 de mayo de 2013

¿DSM IV-TR, CIE 10 ó DSM 5? ¡Llame ya!

En días del lanzamiento del DSM 5 hay varias situaciones que nos llevan a cuestionarnos lo que hemos hecho ahora. Cómo psiquiatra, es la primera vez que me enfrentaré a una nueva versión del DSM 5, ¿qué voy a hacer si durante pregrado y residentado he aprendido criterios diagnósticos y trastornos que ahora no van a existir?, ¿me exigirán una nueva residencia?, ¿quizás un examen de suficiencia?, ¿le hago caso al CIE 10 ó al DSM 5?
Parecería una broma, pero es verdad. Hace pocos días me llamaron de un juzgado por el caso de un paciente que había sido atendido durante largo tiempo en mi alma máter y que desde hace 3 años es evaluado en el hospital donde trabajo. La razón del llamado era que en el informe médico de la primera institución se consignaba el diagnóstico de esquizofrenia hebefrénica y en un reciente informe hecho por mí coloqué el diagnóstico de esquizofrenia desorganizada. 
El fiscal estaba dispuesto a llamar a un tercer psiquiatra para definir el diagnóstico y si por alguna razón no podía ir, iba a ser llamado de grado o fuerza ¿y todo porque? Porque a cada quién se le ocurre ponerle diferentes nombres para mencionar a entidades bastante parecidas o iguales. ¿Que pasará ahora con el DSM 5? 
Para aquellos que quieren ponerse al día, el DSM 5 ya esta en pre-venta (supongo que con el descuento respectivo). Lo curioso es que se menciona que el DSM IV-TR estará disponible hasta 05/2013. ¿Y que hago al día siguiente con mi copia?


viernes, 10 de mayo de 2013

El Otro Documental

Una de las primeras entradas de este blog fue sobre el documental de Milagros Lizárraga con pacientes que hacían arteterapia en el Hospital Víctor Larco Herrera.
Desde el tiempo en que era externo o interno de medicina me llamaba la atención como el médico daba indicaciones para el alta a los pacientes, llamaba la atención porque las indicaciones me parecían sencillas, sin embargo tarde o temprano los pacientes regresaban por una recaída por incumplimiento del tratamiento. Entendí que una cosa es la prescripción cuando todo esta controlado, se cuenta con médicos, enfermeras (os), técnicos de enfermería y por si fuera poco los alumnos que estaban por terminar sus carreras; sin embargo al llegar a casa comienzan las dificultades y el familiar o el paciente tienen que crear técnicas para cumplir el tratamiento lo más parecido al hospital. ¿Se imagina lo que debe ser tomar un montón de pastillas todos los días y tener que estar atento para que el horario se cumpla? ¿como hacer cuando el paciente no quiere tomar la medicación porque simplemente se cansa? Esas circunstancias no se suelen tomar en cuenta y debería haber una entrevista antes del alta para adelantarse a las posibles complicaciones con el cumplimiento del tratamiento. 
Por esta razón, cuando tenía que acompañar a los pacientes a realizarse exámenes fuera del hospital, aprovechaba para ver la interacción entre el paciente y los familiares, sus creencias, sus expectativas, sus temores, etc. 
Hace pocos días llegó a mi correo el enlace a un vídeo hecho por una persona tratada por depresión donde cuenta su visión de esta condición, como la vivía y cómo se siente ahora. No es una apología a los psicofármacos ni a los criterios de los manuales diagnósticos (la paciente menciona algunos criterios en algún momento), sólo es un intento por compartir toda la repercusión en la vida de una persona a partir de una reunión que puede durar minutos hasta unas cuántas horas (si se ve por primera vez a la persona).